EL HUMOR MUDO DE BON, PRIMICIA ACAECIDA EN VITORIA-GASTEIZ

“El 2 de diciembre de 1930 el “Circulo Vitoriano” acogía en primicia absoluta la primera ‘conferencia muda’ del mítico humorista gráfico Bon, una autentica celebridad a nivel nacional en aquel entonces. Pero, ¿quién era exactamente Bon y por qué Vitoria tuvo el honor de asistir al primer pase de este formato vanguardista? Su nombre era en realidad Romà Bonet i Sintes, había nacido en Barcelona en 1886, y desde muy temprana edad comenzó….”

Excepcionalmente pongo aquí historias de Vitoria-Gasteiz que he leído por ahí, son historias importantes, que no necesitan que nadie venga a resumir ni a copiar, ni a adornar, ni que nadie toque una coma de ellas, así que lo que hago es directamente poner el enlace a ese gran trabajo que os animo a leer para gozar de estas pequeñas historias que definen la ciudad.

Os animo pues a adentraros en la historia de este gran caricaturista catalán pulsando ESTE ENLACE de la página microhistoriaalavesa.wordpress.com, a la que agradezco de antemano fabricar estas historias tan interesantes que nos descubre.

LA PRIMERA LÍNEA DE TELÉFONO DE VITORIA-GASTEIZ

En esta historia quiero contar una de esas anécdotas que nos da el siglo XIX, un siglo lleno de “la primera vez que…” . En este caso, la primera vez que se instalaba una línea de teléfono privada teléfono en Vitoria.
¿Quién podría ser el “tirado p´alante” que pusiera ese aparato en una ciudad pequeña como esta?. Pues un grande de aquella época, claro, Heraclio Fournier González,  el empresario que fundó la fábrica de Naipes Fournier
Ocurrió el año 1882, cuando Heraclio tenía 33 años pero ya era un gran empresario con un negocio boyante (ver la historia de la fábrica y la biografía en los enlaces anteriores).
Heraclio había llegado en 1869-70 a Vitoria, proveniente de Burgos, y aquí, con una pequeña Minerva montó un negocio de impresión en lo que era la Plaza Nueva de la ciudad.
Ese año de 1882 quería trasladar y aumentar sus oficinas y comercio (que tenía en el local original de la Plaza Nueva) a un edificio de la Calle Estación y viendo ese invento llamado teléfono inventado unos años antes (patentado en 1876 por Bell aunque hoy ya se reconoce mundialmente que fue inventado por Antonio Meucci, en 1871), quiso poder disponer de ello en esas nuevas oficinas, con el fin de poder comunicarse con la fábrica que tenía en las traseras de la Calle San Prudencio con Fueros desde un par de años antes (hasta 1887 no se hizo la famosa fábrica de Fournier de la calle Manuel Iradier).
Hay que reconocer que la ciudad no estaba muy adelantada en estas cosas de la técnica, a pesar de ser una ciudad que empezaba a industrializarse y tener importantes factorías. Pero ya no era aquella Atenas del Norte de mediados del XIX que iba puntera en todos los adelantos técnicos y culturales y para que le teléfono funcionara habitualmente en la ciudad aún pasarían unos cuantos años, lo de Heraclio tan temprano fue una excepción pues (ya antes también Heraclio había introducido en Vitoria al primera “máquina de vapor para impresión”, para fabricar sus naipes).

De acuerdo a los datos de los archivos, el 27 de junio de mandó una carta al Ayuntamiento con el fin de solicitar dos cosas:
—la instalación de un motor de 4CV para su fábrica de impresión en una casa en las traseras de la actual calle San Prudencio, que pertenecía a Anacleto Cruza.
—la instalación de una línea de teléfono entre dicha fábrica y el edificio propiedad de Pedro Aparicio, en la actual calle Dato, donde iba a instalar su despacho y su tienda comercial, con el fin de poder hablar de una a otra dependencia.
Un mes (las cosas de palacio van despacio) tardó en contestar el Ayuntamiento, total para decir que eso lo iba a mirar el arquitecto municipal, Francisco de Paula. El técnico no tardó tanto, contestó en dos días positivamente: “El arquitecto que suscribe ha reconocido el punto en que Don Heraclio Fournier trata de establecer una máquina de vapor y un teléfono para comunicar su taller de fabricación con la tienda que trata de establecer en la calle de la Estación en la casa que ha construido Don Pedro Aparicio y es de parecer que pueda autorizarse la instalación del primero en la casa que posee Don Anacleto Cruza en la calle San Prudencio siempre que se sujete a lo que prescribe el artículo 34 del bando de la Policía Urbana , y sea responsable de los daños y perjuicios que por la instalación de dicho vapor puedan ocurrir y saque la chimenea de humos encima de los tejados de las casas contiguas, debiendo antes de que empiece a funcionar la nueva máquina ser reconocida. El teléfono puede también colocarlo, según ha manifestado el interesado, tener autorización de Don Gervasio Quintanilla para pasarlo por la cornisa del tejado de la fonda de dicho señor, por no embarazar en nada el tránsito público». El 18 de agosto finalmente se le comunicaba por escrito la autorización aprobada por el Pleno.

A principios de septiembre de 1882, se estableció la primera comunicación telefónica privada en Vitoria


PARA SABER MÁS:
—Un magnífico estudio sobre los Fournier,: “La saga de los Fournier en Burgos en el siglo XIX : en el centenario del fallecimiento de Heraclio Fournier González (1849-1916)” de Gregorio del Santo Nogal. EN ESTE ENLACE 
—Web oficial de la empresa Fournier. ENLACE A “NUESTRA HISTORIA” 
—Web Euskonews, artículo de Begoña VILLANUEVA GARCIA. ENLACE 

FOTÓGRAFOS PIONEROS EN VITORIA-GASTEIZ – 2. ONIS, MORENO, SALINAS y SUCESORES: LA PRIMERA FOTO DE EXTERIOR DE VITORIA Y LAS PRIMERAS FILMACIONES DE CINE DE ESPAÑA

En esta segunda entrada hablaremos otros pioneros que crearon escuela en la segunda mitad del siglo XIX. Con estos fotógrafos hablaremos también de esas primeras fotos donde aparecían exteriores de la ciudad (hasta ahora sólo eran fotos de retratos de estudio), de las primeras exhibiciones de cine en la ciudad y de las primeras filmaciones de cine realizadas no sólo en Vitoria, sino en todo el estado español.

Hasta hace poco creía que la primera foto de exteriores (así lo he leído en multitud de sitios), era la de Eugenio de Onís de la calle San Antonio, fechada en 1867, pero tanto Fernando Echevarría, como Txapi Bastida, como Jesús María Diaz de Cerio me han hablado de otras fotografías de ese mismo año o incluso uno o dos años antes (aunque falta por datarlas exactamente, pero todo llegará). Se trata de al menos dos fotografías del Instituto, hoy Parlamento, una de la torre de San Vicente sin cúpula, una de la Plaza Vieja y otra de la calle Becerro de Bengoa donde al fondo, tal y como me comentaba Diaz de Cerio, no se ven las casas que hoy son sede de la JJGG y se construyeron antes de1868. Algunas de ellas se supone que fueron, tal y como comenta Bastida, a la  Exposición Universal de París de 1867.

En la entrada que estoy haciendo sobre la historia de la fotografía en Álava  (que todavía me queda…), hablaremos de las fotos más antiguas de Vitoria y de estas otras posibilidades apuntadas. Por ahora, pongo esta foto de Onís que es de quien hablamos,como una «una de las más antiguas conocidas», así seguro que la frase no está equivocada 🙂 :

(agradecimiento especial también a Fernando Etxebarria (que ha publicado la mayor parte de estas fotos de estudio de estos primeros fotógrafos pioneros), y también a Jesús M. Diaz de Cerio, Txapi Bastida y Kepa Agirre ya alguno que seguro me dejo, que también me ha pasado unas cuantas): Sigue leyendo FOTÓGRAFOS PIONEROS EN VITORIA-GASTEIZ – 2. ONIS, MORENO, SALINAS y SUCESORES: LA PRIMERA FOTO DE EXTERIOR DE VITORIA Y LAS PRIMERAS FILMACIONES DE CINE DE ESPAÑA

FOTÓGRAFOS PIONEROS EN VITORIA-GASTEIZ-1: BAUSAC, ZALDUA, BASILIA TARRIOS y LOPEZ DE ALEGRÍA (los primeros fotógrafos profesionales de Vitoria, el primer establecimiento fotográfico, la primera mujer fotógrafa vitoriana y el primer fotógrafo nacido en Vitoria)

En esta primera entrada de las lista de ellas que hablarán sobre los fotógrafos/as vitorianos, trataremos a los más pioneros vitorianos. Tres de ellos por ser los artífices del primer establecimiento fotográfico de la ciudad (ya sea como como socios o como viuda de uno de ellos): Pablo Bausac, Ruperto Zaldua y Basilia Tarrios, su viuda y primera mujer fotógrafa vitoriana, y también a Ruperto López de Álegría, el primer fotógrafo oriundo de Vitoria. Este es el logo de ese primer establecimiento estable vitoriano, de las que son las primeras fotografías documentadas en la ciudad de Vitoria-Gasteiz, allá por el año 1857:

(Agradecimientos y fuentes, al final de la entrada)

PABLO BAUSAC ÁVILA (Aranjuez,1805 – Vitoria 1880)

Fue pintor, miniaturista y grabador. Su padre, Felix Bausac, era el relojero de Cámara del rey Carlos IV pero murió cuando él solo tenía 3 años. Tras la guerra de independencia Pablo recibirá una beca para realizar estudios en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid. Allí estudió con los pintores Vicente Lopez y José Madrazo y se ganó el título de Pintor. Sigue leyendo FOTÓGRAFOS PIONEROS EN VITORIA-GASTEIZ-1: BAUSAC, ZALDUA, BASILIA TARRIOS y LOPEZ DE ALEGRÍA (los primeros fotógrafos profesionales de Vitoria, el primer establecimiento fotográfico, la primera mujer fotógrafa vitoriana y el primer fotógrafo nacido en Vitoria)

EL SACAMANTECAS: EL ALAVÉS QUE HORRORIZÓ Y SIGUE ASUSTANDO A MILLONES DE PERSONAS EN EL MUNDO.(Juan Diaz de Garayo)

La leyenda popular del Sacamantecas es muy antigua en todo el estado y similar en otros países (también en otros países hay personajes similares) y servía como cuento para meter miedo a los niños, algo similar a los también populares «Coco» y «Hombre del saco», el Tío Camuñas, El Bute (en Andalucía), el Tío Saín y el Tío Garrampón (en Levante), el Sereno, o el Cortasebos (Extremadura). Todos ellos son personajes de ficción, de leyenda, aunque en el caso del Cortasebos, la historia está mucho más elaborada (fantasma de un agricultor que robaba a los niños porque él nunca los tuvo por ser estéril, salía a las doce de la noche, en busca de niños que se hubieran portado mal y les sacaba la sangre y las mantecas). Pero tras tanta imagen oral…el Sacamantecas se convirtió en algo real, humanizado, en la figura del alavés Juan Diaz de Garayo. Aparte de él, en el siglo XIX hubo otros famosos: el primero fue Manuel Blanco, un gallego que mató varios niños y adultos y vendía sus grasas para ungüentos a personas pudientes en su mayor parte, que pagaban por estas «pócimas mágicas» y que él se defendía diciendo que era un hombre lobo (durante muchos siglos se creyó que la grasa corporal, sobre todo niños, tenía propiedades curativas) o Francisco Leona Romero, que asesinó a un niño de 7 años para usar su sangre y vísceras como remedio curativo, o la más sanguinaria, Enriqueta Martí Ripollés (1868-1913), prostituta y proxeneta, que utilizaba restos de los cuerpos de niños que asesinaba para hacer ungüentos y que seguramente vendía a los adinerados, aunque eso te tapó, por supuesto. La leyenda se hizo real con Garayo, que será, y es, un símbolo del mal que te acecha en cada esquina.
La psicosis que generó al principio, los ríos de tinta que llenaron de este caso todos los periódicos de España y extranjeros, incluso películas y novelas hechas sobre él…. Han hecho que todavía hoy en día, en cualquier pueblo de España puede haber alguien que le diga a un niño o una niña «no seas malo, que como venga el sacamantecas ya verás tú, te saca las tripas y se las come».
Una historia alavesa internacional, que muchos dicen que fue la que sirvió a Jack el Destripador pocos años después, como «modelo» para sus crímenes.

Esta entrada la dividiré en 4 partes: A) Pequeña biografía de Juan Díaz de Garayo, B) Historia de cada uno de los crímenes por él contados y otros habidos en esa ápoca no probados, C) Detención, procesamiento y ejecución y un poquito sobre qué es eso del garrote vil, D) Polémica científica sobre la cordura o locura de este asesino, médicos de Vitoria contra psiquiatras importantes.
Al final una serie de vídeos, libros, películas, teatro,…que se han hecho sobre ese vitoriano-alavés «ilustre».

Mientras no se pruebe lo contrario, en realidad Garayo fue un criminal, un perverso asesino en serie, un violador brutal…., pero no un destripador, ya que en realidad sólo se probó que destripó a una de sus víctimas, y según él, pensando que de esa forma le echarían la culpa a otro, no a él.
Por cierto, en muy poco tiempo se han publicado dos novelas sobre él: la de Julio Corral «LOCOS QUE NO LO PARECEN», que os recomiendo y que nos cuenta esta historia de la polémica entre médicos y psiquiatras madrileños, de una forma novelada, con suspense. Y la de Jesús Del Val «EL SACAMANTECAS», que está hecha también por una persona que ya hace muchos años hizo un corto sobre el tema y que ahora ha plasmado en libro.

Vayamos a ello, es una larga historia de Vitoria-Gasteiz, pero este personaje y todas sus polémicas bien lo merecen:

Sigue leyendo EL SACAMANTECAS: EL ALAVÉS QUE HORRORIZÓ Y SIGUE ASUSTANDO A MILLONES DE PERSONAS EN EL MUNDO.(Juan Diaz de Garayo)

LUIS DE ALAVA Y SAUTU. LA RED ÁLAVA, UNA HISTORIA DE ESPÍAS Y VENGANZAS FRANQUISTAS

No hace mucho en esta sección de biografías hablaba del atleta, empresario y gran vitoriano Emilio de Álava y Sautu (ENLACE).  Hoy nos vamos a centrar en una historia de otro insigne alavés, su hermano Luis. Como sabéis, en este blog nos centramos en historias de Vitoria-Gasteiz, por ello no es una biografía normal, sino una historia lo que hemos de contar…., una historia de una venganza, para dar ejemplo en la dictadura franquista, contra un hombre bueno.
Luis de Álava y Sautu nació en Murgia, el 18 de noviembre de 1890. Murió fusilado un día como hoy, el 6 de mayo, de hace 74 años, 1943.

Sigue leyendo LUIS DE ALAVA Y SAUTU. LA RED ÁLAVA, UNA HISTORIA DE ESPÍAS Y VENGANZAS FRANQUISTAS

HERACLIO FOURNIER GONZÁLEZ Y LA FÁBRICA DE «NAIPES FOURNIER VITORIA»

Esta vez toca otra biografía, coincidiendo con el centenario de su muerte, en 1916…. A ella se añaden al final fotografías históricas de las fabricas donde se instaló este impresor mundialmente famoso. (Y si queréis saber algo más sobre la historia de la famosísima baraja de cartas de Vitoria y sobre el mejor museo del naipe del mundo, pulsad en ESTE ENLACE)

Heraclio Fournier nació en Burgos, el 2 de marzo de 1849 (murió en Francia en 1916), pero su vida profesional, sus éxitos y mil cosas más le unen a esta ciudad.
La historia comienza cuando su abuelo, François Fournier, un maestro impresor, se trasladó en 1785 desde Francia para instalarse en Burgos, donde se casaría con la burgalesa María de Reoyo. Uno de los hijos de la pareja fue Lázaro Fournier de Reoyo, y el hijo menor de estos, y nieto de François, fue Heraclio Fournier González
Sigue leyendo HERACLIO FOURNIER GONZÁLEZ Y LA FÁBRICA DE «NAIPES FOURNIER VITORIA»

EMILIO DE ALAVA Y SAUTU Y EL CITROËN VI-399 QUE ASCENDÍA MONTES Y ESCALERAS

Seguro que habéis oído hablar de la gesta de subir en un coche de los años 20 a la cruz del Gorbea, o subir las escaleras de San Miguel….
Aprovechando que la anterior entrada iba de automóviles antiguos de Vitoria-Gasteiz, empiezo esta sección de biografías de personajes vitorianos con Emilio Álava.

BIOGRAFÍA DE EMILIO DE ÁLAVA Y SAUTU

No nos quedemos con la anécdota del coche, Emilio fue muchísimo más para esta ciudad: fue un deportista olímpico, un inventor, un buscador de petróleo, empresario…..
Nació en Vitoria-Gasteiz el 5 de mayo de 1889 y murió el 18 de abril de 1974.
0-emilioalavasautu-300x300Un gran deportista: empezó en ciclismo, llegando a ser campeón de Álava entre 1907 y 1910 y ganó varias pruebas en esos años. Tras dejar el ciclismo marchó a Argentina y empezó a participar en tiro olímpico, en la especialidad de pistola rápida, desde 25 metros de distancia y a 60 dianas.
En 1935 obtuvo la puntuación necesaria para tomar parte en el Campeonato del Mundo que se disputó en Roma, siendo uno de los tres tiradores españoles seleccionados para formar el equipo de pistola de velocidad.
Sigue leyendo EMILIO DE ALAVA Y SAUTU Y EL CITROËN VI-399 QUE ASCENDÍA MONTES Y ESCALERAS