CINES Y TEATROS ANTIGUOS DE VITORIA-GASTEIZ. 3.- El TEATRO CIRCO, la primera proyección de cine en la ciudad, el SALÓN GENERAL, el TEATRO FLORIDA y los FLORIDA ZINEMAK

En esta tercera entrega de estas historias de los cines y teatros de Vitoria-Gasteiz, hablaremos del Circo, del Salón General y del Florida y multicines Florida por una razón: todos estaban situados en el mismo lugar, al principio con entrada por Ortiz de Zárate y hoy por San Prudencio
Los agradecimientos y el resto de entradas sobre este tema de cines y teatros podéis verlo al final de este texto.

EL TEATRO CIRCO Y LA PRIMERA PROYECCIÓN DE CINE EN VITORIA-GASTEIZ (1896-1926)

A finales del siglo XIX los teatros estaban ya muy consolidados en todas las ciudades y eran una de las mayores atracciones semanales de la población. Ya no era un espectáculo estrictamente cultural, reservado a gente muy culta y pudiente económicamente, el teatro se había democratizado y había sesiones económicas y también sesiones infantiles. El Circo fue el primero. (En esta foto, de Balbino Sobrado, cola en la entrada del T. Circo el 6 de enero de 1919, con motivo de la entrega de regalos al alumnado de las Escuelas Municipales).
En esos años, el gran coliseo, el Teatro Principal era el único teatro importante que había (aparte de algún teatro pequeñito en asociaciones culturales o clubs privados como El Liceo y otras, o los teatros ambulantes que atravesaban Vitoria en fiestas). La ciudad había crecido ya mucho (unos 30.000 habitantes en esa época), por lo que se quedaba pequeño ese único espacio teatral municipal.
La iniciativa privada vio un negocio posible y se animó a construir un nuevo teatro (presentó la solicitud el empresario Vidal Balanzategui). Pensando en el riesgo, quisieron que fuera un local polivalente, no sólo para representaciones teatrales e idearon un local que pudiera ser teatro y también circo, donde cupieran muchas actividades diferentes pues. Y ese nombre le pusieron: Teatro Circo.
Durante unos pocos años, desde el incendio que destruyó el Principal, el teatro Circo fue el salón más importante de teatro de la ciudad (y durante unos años, también el más importante cine).
El Circo fue el primer cine, pero también la primera pista de patinaje, la primera gran discoteca de jóvenes, el primer circo estable…..todo un valor para esta ciudad por ello. (En ñas fotos siguientes,se puede ver a los miembros del Club de patinaje Eskating-Rink. La primera de Enrique Guinea en 1914, la segunda  del Fondo Talegón, de 1906)


El teatro circo fue destruido también por un incendio ocurrido el 12 de marzo de 1926. Tras el incendio se construyó uno nuevo llamado Salón General o “La Barraca” (también llamado Ideal General) y en 1947, al comprarlo la empresa Florida y transformarlo completamente, pasó a llamarse Teatro Florida (posteriormente lo compraría la empresa VESA).

CONSTRUCCIÓN
Escogieron una gran parcela de huertas que estaba en la confluencia de las calles Florida y Ortiz de Zárate y llegaba hasta la calle San Prudencio (donde hoy se ubican los Florida Zinemak aproximadamente).
Dentro de ese espacio se construyó este Teatro Circo, un edificio aislado, rodeado de jardines y arbolado. Se accedía por la calle Ortiz de zarate, por una puerta tras una valla de piedra; y un pequeño camino conducía al edificio, como puede verse en las fotos.
El edificio se construyó con piedra de mampostería, ladrillo y madera. Su estructura era una rectángulo frontal (donde se ubicaban el vestíbulo, las taquillas, un restaurante…) y tras él un poliedro de 14 caras, semejando a un círculo (esto era debido a que en el interior la pista era circular, para poder acoger actuaciones de circo).
REFORMAS: No tuvo muchas reformas. Una de ellas fue tras el incendio del Teatro Principal, en que este Teatro aprovechó para poder adaptarse a poder traer algún tipo de comedias musicales y zarzuelas y para ello se acondicionó el tejado, con el fin de que se aislara en lo posible el sonido de la lluvia. (Foto siguiente, una de las representaciones teatrales).
Hubo una reforma importante (un par de años antes de su final) y fue por instalarse justo delante del Teatro Circo otro local de cine y teatro, el Ideal Cinema, que utilizó el frente y los laterales arbolados que había. La fachada del Ideal Cinema quedaba ya a ras de calle Ortiz de Zarate y para entrar al Teatro Circo se hacía por un pasillo en un lateral de este edificio. Por todo ello se cerró la entrada principal y se hicieron acceso al mismo desde los callejones laterales.

FACHADA
Era la parte que se veía del edificio, ya que el resto daba a jardines, huertas…, así que será la única con ciertas ornamentaciones. Tenía un frente dividido en tres partes; las dos partes laterales más pequeñas que la central, tenían únicamente dos grandes ventanales alargados, uno por piso. Sin embargo la parte central tenía más ornamento. En el piso bajo estaba el acceso al teatro, mediante un gran portón de madera, sobre el cual había en el primer piso un gran ventanal adornado en ambos lados y sobre todo ello, un remate formado por un capitel triangular apoyado en 2 simulaciones de pilastras (en este triángulo aparecían el nombre del teatro y la fecha de construcción). Estas pilastras simuladas y algunos ornamentos, eran lo único realizado en piedra de sillería.

INTERIOR
Al querer que pudiera funcionar como circo se ganaba en versatilidad pero se perdía en algunas funcionalidades: las gradas principales estaban construidas casi en círculo (para ver bien la pista redonda central) y eso hacía que la gente de las esquinas tuvieran muy mala visión en funciones teatrales con escenario. Además al ser pista circense hubo de ser plana, no en desnivel, y cuando se usaba como teatro, las sillas y bancos del “patio de butacas” estaban todas al mismo nivel por lo que la visión se dificultaba.
En el interior además de la pista central, con pavimento de madera, (donde se ponían sillas y bancos corridos para los espectadores de teatro) había dos graderíos construidos en madera, con pocos adornos: abalaustradas del graderío muy sencillas, adornos en forma de columnas, vegetales y medallones construidos con escayola y pintados. Sus “Tulipas” (por la forma de flor de tulipán) se pusieron muy de moda en la Vitoria de entonces. Una decoración de estilo modernista realizada por pintores vitorianos como Egaña, Robles, Arraiz y Rios.

INAUGURACIÓN
El teatro Circo se inauguró el 6 de junio de 1896, con la zarzuela “El reloj de Lucerna”, realizado por la compañía de Juan Rius.

El aforo, cuando se usaba como teatro, llegaba a ser de hasta 1307 personas. En él se daban, aparte de teatro y funciones de circo, zarzuelas, bailes para jóvenes, café-cantante, ópera, malabaristas, conciertos de música….. Sin embargo este Teatro va a pasar a la historia porque ahí comenzó la historia del cine en la ciudad.
Por otro lado, desde casi el principio, esa pista fue además utilizada por la sociedad de patinaje vitoriana “Skating-Rink”, de las que hay bastantes fotografías como estas.
También se ha usado como lugar para banquetes (como este de la foto, Banquete en homenaje a Alfaro el 29 de junio de 1913 (Foto E.Guinea en libro “Los teatros y cines de Vitoria. Una arquitectura para el espectáculo”)) y este Teatro podemos considerarlo también la primera gran discoteca de jóvenes vitorianos, pues se celebraban bailes semanales en su pista.

INCENDIO DEL TEATRO CIRCO
En la madrugada del 12 de marzo de 1926, se repetía la historia, un incendio acabó con el teatro Circo.
El conserje y su esposa fueron salvados por escaleras pero el cambión bomba de los bomberos tardó casi tres horas en llegar y no pudieron hacer ya nada. Es más, a punto estuvo de incendiarse también el Ideal Cinema que se había construido al lado sólo 1 año antes
Los empresarios del teatro (hermanos Alberdi) pudieron salvar la maquinaria de cine y muchas películas y además, como lo tenían asegurado, prometieron que reconstruirían el mismo (cumpliéndolo en sólo 5 meses, construyendo el que veremos luego, el “Salón General”). (También ha sido utilizado para mitines, como se ve en la siguiente foto de un mitin Jaimista del 1-6-1911)

EL CINE APARECE EN VITORIA POR PRIMERA VEZ

Hablando del Teatro circo no podemos dejar de hablar del cine (en la foto, sesión de cine el 7 de septiembre de 1918). Este teatro tiene el honor de ser el primer local en Vitoria donde se proyectó cine.
Fue el 1 de noviembre de 1896: ese día Alberto Durán, que había traído un “Kinematógrafo” a la ciudad, proyectó cine durante unos días (hasta el día 8 de noviembre sólo), además, uno de los días lo acompañó del Gramophone o Graphophone, un aparato similar al Fonógrafo. Las primeras películas (cortos de unos pocos minutos proyectadas fueron sobre algunas de los Hermanos Lumiere y otras grabadas por otros nuevos magos del cine (“La llegada del tren”, “Un baño de negros”, “La ópera de París”, “Miss Fuller”, “En la playa de san Sebastián”…).
VER MÁS EN ESTE ENLACE

SALON GENERAL (o Ideal General) (1926-1947). “La barraca”

Como había comentado más arriba, sólo unos días después del incendio, los hermanos Alberdi , junto al empresario Rafael Pipaón, anunciaban en prensa que iban a reconstruir el Teatro. Sin embargo, por la crisis, finalmente optaron por hacer una sala sin escenario, por lo que su uso fue principalmente para proyecciones de cine.

CONSTRUCCIÓN
En la construcción, para abaratar los costes, trataron de aprovechar las paredes de piedra del dodecaedro que formaba la parte principal del antiguo Teatro Circo. Adaptando el nuevo local a ellas (aunque finalmente tiraron un lateral para hacer una pared recta y en otro lateral hicieron una pared recta interior por lo que, contando que ya otro lado habían hecho recto para dar espacio al Ideal cinema, quedaba un interior en forma rectangular a la vista, con chaflanes de antiguas paredes en sus esquinas)
Para acceder al salón, se hacía por un callejón que quedaba en el lateral izquierdo del Ideal Cinema que se había construido unos años antes delante del Teatro Circo.
La construcción se hizo de forma económica, con muros de hormigón armado, sin adornos…, justo 7 ventanas y 1 tragaluz para ventilación. Todo ello condujo a que en solo cinco peses estuviera listo para su apertura.

INTERIOR
En el espacio entre las antiguas paredes de un lateral y la pared que se construyó recta, colocaron el bar del Salón general, con cristaleras para que la gente que estuviera allí, pudiera seguir la proyección desde el bar.
Tenía un anfiteatro en la parte superior, con su propio ambigú.
El aforo total era de 1.750 personas, 1000 en la parte superior y 750 en la platea (con 24 filas de butacas de madera)
El interior tampoco tenía ningún adorno especial, justo unos capiteles de escayola.
Precisamente debido a la pobreza de la construcción, la falta de adornos…, al Salón General se le conocía con el nombre de “LA BARRACA”. También llevó el nombre de Ideal General según se desprende de algunos programas de cine de la época donde anuncian ambos “ideales”: éste, el Ideal General,  y el que era Ideal Cinema y que se le apellida “preferente” para distinguirlo de este Salón o Ideal General.

(Foto del interior del Salón General, de  E.Guinea, en libro “Los teatros y cines de Vitoria. Una arquitectura para el espectáculo”)

INAUGURACIÓN
Se inauguró al público el 24 de septiembre de 1926, con la proyección de la película “Bavu” (se hacían sesiones contínuas y matinales infantiles los domingos) y los precios eran populares.

CIERRE:
El Salón General fue comprado en 1945 por la compañía Florida S.A. (creada para esto por Luis Vallejo y Antonio López de Aberasturi), con la intención de realizar en él una gran reforma para convertirlo en teatro. Cerró sus puertas el 13 de abril de 1947, dando lugar al Teatro Florida ese mismo año.

TEATRO FLORIDA

Se ubica en el mismo sitio que Teatro Circo/Salón General, hoy multicines Florida Zinemak de San Prudencio). Del año 1947.
Tras comprar la empresa Florida S.A el Salón General, el primer objetivo era reformarlo para hacerlo más atractivo (y para cumplir las nuevas reglas municipales sobre espectáculos) pero finalmente decidieron hacer una reforma integral y completa para convertir la antigua “Barraca” en un moderno teatro, por lo que el nuevo local poco tenía que ver con el antiguo Salón General. Le pusieron el nombre de la empresa, Teatro Florida. (En la foto, un mitín por el referendum franquista del 14-12-1966)

CONSTRUCCIÓN E INTERIORES
De la reforma-construcción se encargó el arquitecto Emilio de Apraiz (1947) y se basó sobre todo en:
– Construir un escenario para que pudiera servir de Teatro. Esto hizo que volvieran a aprovecharse mejor los antiguos muros del Circo existentes, realizando además un foso para orquesta, camerinos, servicios…
– Construir con techo el paso lateral que daba acceso al Teatro (en un lateral del Ideal Cinema, que estaba delante de él)
– Hacer del local uno con mayor comodidad, mejores vistas para todas las localidades (por este motivo y alguna otra de las actuaciones, el aforo disminuyó de más de 1300 que era antes, a cerca de 1000 en el nuevo teatro). También cambiaron las butacas, por otras más cómodas y resistentes.
– Instalar un bar al fondo del vestíbulo
– Construir 12 palcos, algo que era casi obligado para un “Teatro”
– Habilitar otro pasillo de acceso (en la parte izquierda del Ideal Cinema) para que desde ahí pudiera accederse a los palcos y a anfiteatro.

(en las fotos siguientes, proyecto de Apraiz de 1947, del libro “Los teatros y cines de Vitoria. Una arquitectura para el espectáculo”)

 
Con el fin de ser un auténtico y moderno teatro, a todas estas mejoras se añadió la de la decoración interior (muy pobre en el salón general). La decoración era bastante barroca, muy adornada, a imagen de los antiguos “Coliseos” clásicos. Los motivos ornamentales eran sobre todo florales en paredes.
Los techos también se adornaron con molduras de escayolas y los de los laterales se pintaron con frescos con motivos dramáticos (el pintor fue el vitoriano Ildefonso Crespo). En el centro una gran lámpara de araña de pedrería y cristal y decenas de bombillas.
Además de los adornos, las paredes se cubrieron de terciopelo, con el fin de mejorar el sonido
Sólo dos años después el local lo compró la todopoderosa empresa VESA, que de esa forma controlaba las cuatro salas de teatro/cine de la ciudad en ese año.

INAUGURACIÓN:
Se estrenó como cine el 15 de noviembre de 1947, con la película “Como te quise te quiero” (como teatro no pudo estrenarse hasta 1948).

En las fotos, un par de programas de mano de los años 1949 y 1950: 

CIERRE: VESA cerró este teatro con una última sesión el 19 de marzo de 1985 y en 1998 lo derribó y se construyeron las actuales salas de Multicines Florida.

MULTICINES FLORIDA – FLORIDA ZINEMAK

Son los únicos que quedan hoy en día en el centro de la ciudad. Fueron inaugurados en 1998, en el lugar donde antes estaba el Teatro-Cine Florida (y antiguo teatro circo también).
Se realizó con un proyecto de los arquitectos Enrique Guinea y Jesús del campo. Se construyeron inicialmente 5 salas para un total de 700 espectadores y todos sus pisos están realizados en formas escalonada para que la vista de las películas sea más cómoda.

Los multicines cuentan hoy en día de 7 salas con los siguientes aforos: Sala 1 – 214 butacas, Sala 2 – 84 butacas, Sala 3 – 54 butacas, Sala 4 – 208 butacas, Sala 5 – 121 butacas, Sala 6 – 99 butacas, Sala 7 – 91 butacas :

Las salas, confortables, están equipadas con la última tecnología de proyección digital 2D y equipos de sonido de primera calidad Dolby surround, sistemas de imagen digitalizado, accesibilidad a todas las salas y con zona especial para sillas de ruedas, salas accesorias (camerinos) y micrófonos (`puesto que todas las salas están disponibles para su alquiler para cualquier tipo de eventos). 

Se construyó al entrada por la calle San Prudencio, frente al Teatro Principal. Por su vestíbulo, además de a las taquillas, se da acceso a una importante cafetería y a un restaurante (Donga actualmente). Se mantiene como salida también el pasaje original desde los años del Teatro Circo,  que lleva a la calle Florida-Ortiz de Zarate y por ahí aún puede observarse algunos trozos de las paredes del primer y original teatro Circo.

AGRADECIMIENTOS
Ante todo, agradecer sobre todo a la gran obra que os aconsejo tener en casa, de Juan Carlos Centeno (1999): “Los teatros y cines de Vitoria. Una arquitectura para el espectáculo” y que podéis adquirir en AMAZON . Un libro escrito a conciencia, con centenares de referencias bibliográficas que lo hacen imprescindible, objetivo y asombroso, para cualquiera que quiera conocer estos temas y los teatros y cines de la ciudad.
También a los grandes artículos de Txomin Ansola (“La expansión del espectáculo cinematográfico en Álava 1950-1967”) , Fernando Crovetto (“La implantación del cinematógrafo entre los vitorianos”), Santiago de pablo (“Los orígenes del cine en el País Vasco y Navarra 1895-1910″), y a personas particulares que me han ido enseñando y donado fotos y saber y que son muchos, entre ellos Fernando Etxeverria, Txapi, Jesús María Diez de Cerio, Tomás Concha…. Gracias. Y por supuesto, a las crónicas de Cola Y Goiti en la revista Euskal Erria, de 1885, 1914 y 1918, así como el libro de Ladislao de Velasco, de 1887 y al siempre presente Don Venancio del Val en su artículo “El teatro en Vitoria” de “El pensamiento alavés” de 5-8-1959.

OTRAS ENTRADAS SOBRE ESTE TEMA EN ESTE BLOG (por ahora están hechos sólo del 0 al 3) :
0. Resumen de la historia de los teatros y cines en Vitoria-Gasteiz, 1. Los primeros teatros, 2. El Teatro Principal antiguo. El gran coliseo de la ciudad, 3. Teatro Circo, Salón General, Teatro Florida y Florida zinemak , 4. Barracas, Iris salón, Variedades, Centro Obrero, y otros locales menores , 5. Nuevo Teatro-Teatro Principal, Iris y Principal Antzokia , 6. Teatro Príncipe, Cine Guridi y Multicines Guridi , 7. Ideal Cinema, Albéniz y Gran Cinema Vesa
8. Cine Amaya, Samaniego y Multicines Samaniego , 9. Cine Gasteiz, Astoria Palace, Iradier, Mikeldi y Azul , 10. Los cines en las grandes superficies, Yelmo, Sterm… , 11. Los teatros municipales en el siglo XXI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *