LA PRIMERA PLAZA DE TOROS DE VITORIA-GASTEIZ

Hasta 1851, los festejos taurinos se celebran en Vitoria dentro de la Plaza Nueva o Plaza de los Arcos, como era llamada en ese tiempo (la Plaza Nueva se empezó a construir, por el arquitecto Justo Antonio de Olaguíbel, en 1781 y en 1789 ya hubo allí los primeros festejos taurinos, para conmemorar la proclamación del rey Carlos IV).

Recreación pictórica de toros en la Plaza Nueva: “Tarde de fiesta”, una obra de Benito Gastanaga, de 1996:

En 1851, el alcalde Luis Ajuria quiso construir una plaza de toros fija en la ciudad y encargó dicha construcción al arquitecto Martín de Saracibar.

La plaza se construyó en lo que hoy es pleno centro de la ciudad: tras el Convento de San Francisco, en la manzana que hoy quedaría entre las calles Resbaladero y Paz por un lado y Postas y Portal del Rey por otra (Olaguibel no existía todavía). (En el plano podéis ver dicha ubicación en un plano de 1860)

La Plaza de toros vieja tenía una capacidad para 8.500 espectadores por lo que su tamaño era bastante grande. En la primera corrida de ese año, durante las fiestas de La Blanca, torearon Francisco Arjona “Cuchares”, Manuel Díaz “Lavi” y Manuel Arjona, hermano de Cuchares.
Se tiene noticias que además de corridas se celebraban otros espectáculos como títeres, elevación de globos, etc.
Esta plaza no duró mucho, 29 años tan sólo. En 1876 la plaza fue comprada por el empresario Gregorio Peláez, el cual se la cede a su hijo Ventura Peláez quien, con la excusa de que el aforo se había quedado pequeño (yo diría más bien por especulaciones inmobiliarias porque el terreno, tan céntrico en plena expansión de la ciudad, era muy goloso), decide derribarla y construir una nueva.

La nueva plaza (en la foto, plaza nueva según una postal de 1911-1915, de la Edit. Thomas de Barcelona, a la cual dedicaremos una nueva entrada de esta web) la realiza el arquitecto Pantaleón Iradier y es inaugurada el 2 de septiembre de 1880 con una corrida de toros de Félix Gómez para Lagartijo y Frascuelo. Este estaba herido y lo sustituyó Ángel Pastor. El primer toro que salió al ruedo y lidió Lagartijo fue “Soberbio” (en ella cabían 11.000 espectadores, en una ciudad que tenía ese año 27.000 habitantes). Su nombre oficial era Plaza de Txagorri. En 1941 fue restaurada, ensanchándose los pasillos y cuadras y sustituyendo la madera de su construcción por hormigón. Esta nueva plaza estará en activo hasta el 25 de julio de 2006, día del Blusa, que se celebró una última corrida de rejones con los rejoneadores Fermín Bohórquez, Andy Cartagena y Leonardo Hernández.

(Podeis ver más sobre esta segunda plaza de toros y el Iradier Arena en esta entrada) 
Al derribarse se construyó el actual multiusos Iradier Arena, inaugurada en fiestas de ese año, el 4 de agosto de 2006, dirigida por el arquitecto bilbaíno Diego Garteiz quien también dirigió el proyecto de la plaza donostiarra de Illumbe (lleva ese nombre en honor a 4 ilustres “Iradier” vitorianos: Pantaleón Iradier, arquitecto, Cesáreo Iradier, arquitecto también que hizo por ejemplo el Teatro Principal, Sebastián Iradier, el músico y Manuel Iradier, el explorador). La primer corrida fue el 5 de agosto de 2006, con reses de Ana Romero para los diestros “El Fandi”, Sebastián Castella y Salvador Cortés. En esta última plaza actual, caben 7.788 butacas para espectáculos taurinos y hasta 11.292 espectadores en otro tipo de espectáculos y el techo es curvado y de materiales plásticos que permite que puede abrirse y cerrarse.

Dibujo de la Plaza de toros Vieja:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *