LA PRIMERA LÍNEA DE TELÉFONO DE VITORIA-GASTEIZ

En esta historia quiero contar una de esas anécdotas que nos da el siglo XIX, un siglo lleno de “la primera vez que…” . En este caso, la primera vez que se instalaba una línea de teléfono privada en Vitoria. Será la primera de una trilogía sobre la telefonía en Vitoria-Gasteiz que tendrá esta web:
—— la primera, esta donde estamos, sobre la primera línea de teléfono que se instaló en Vitoria, a cargo del ilustre empresario Heraclio Fournier (ESTE ENLACE).
—— la segunda, una entrada larga sobre la telefonía en Álava y Vitoria y sobre los modelos de teléfonos que tenían nuestros padres, abuelos y nosotros mismos en casa ( ESTE ENLACE DONDE ESTAMOS)
—— y una tercera entrada, sobre las últimas cabinas que nos quedan en la ciudad, vestigio de otros tiempos, parte de la historia de esta ciudad, antes de que desaparezcan del todo (EN ESTE ENLACE) (aún sin terminar)

¿Quién podría ser el “tirado p´alante” que pusiera ese aparato tan moderno en una ciudad pequeña como esta?. Pues un grande de aquella época, claro, Heraclio Fournier González, el empresario que fundó la fábrica de Naipes Fournier.
Ocurrió el año 1882, cuando Heraclio tenía 33 años pero ya era un gran empresario con un negocio boyante (ver la historia de la fábrica y la biografía en los enlaces anteriores).
Heraclio había llegado en 1869-70 a Vitoria, procedente de Burgos donde se había instalado inicialmente su familia, y aquí, con una pequeña máquina Minerva montó un negocio de impresión en lo que era la Plaza Nueva de la ciudad.
Ese año de 1882 quería trasladar y agrandar sus oficinas y comercio (que tenía en el local original de la Plaza Nueva) a un edificio de la Calle Estación y viendo ese invento llamado teléfono, inventado unos años antes (patentado en 1876 por Bell aunque hoy ya se reconoce mundialmente que fue inventado por Antonio Meucci, en 1871), quiso poder disponer de ello en esas nuevas oficinas, con el fin de poder comunicarse con la fábrica que tenía en las traseras de la Calle San Prudencio con Fueros desde un par de años antes (hasta 1887 no se hizo la famosa fábrica de Fournier de la calle Manuel Iradier). Sigue leyendo LA PRIMERA LÍNEA DE TELÉFONO DE VITORIA-GASTEIZ

EL SACAMANTECAS: EL ALAVÉS QUE HORRORIZÓ Y SIGUE ASUSTANDO A MILLONES DE PERSONAS EN EL MUNDO.(Juan Diaz de Garayo)

La leyenda popular del Sacamantecas es muy antigua en todo el estado y similar en otros países (también en otros países hay personajes similares) y servía como cuento para meter miedo a los niños, algo similar a los también populares «Coco» y «Hombre del saco», el Tío Camuñas, El Bute (en Andalucía), el Tío Saín y el Tío Garrampón (en Levante), el Sereno, o el Cortasebos (Extremadura). Todos ellos son personajes de ficción, de leyenda, aunque en el caso del Cortasebos, la historia está mucho más elaborada (fantasma de un agricultor que robaba a los niños porque él nunca los tuvo por ser estéril, salía a las doce de la noche, en busca de niños que se hubieran portado mal y les sacaba la sangre y las mantecas).

SACAMANTECAS DE CARNE Y HUESO

Tras tanta imagen oral…, el Sacamantecas se convirtió finalmente en algo real, humanizado, en la figura del alavés Juan Diaz de Garayo. (En esta foto anterior, una de las últimas de Juan Diaz de Garayo, el «Sacamantecas», ya detenido y en la cárcel). Aparte de él, en el siglo XIX hubo otros famosos: el primero fue Manuel Blanco, un gallego que mató varios niños y adultos y vendía sus grasas para ungüentos a personas pudientes en su mayor parte, que pagaban por estas «pócimas mágicas» y que él se defendía diciendo que era un hombre lobo (durante muchos siglos se creyó que la grasa corporal, sobre todo niños, tenía propiedades curativas) o Francisco Leona Romero, que asesinó a un niño de 7 años para usar su sangre y vísceras como remedio curativo, o la más sanguinaria, Enriqueta Martí Ripollés (1868-1913), prostituta y proxeneta, que utilizaba restos de los cuerpos de niños que asesinaba para hacer ungüentos y que seguramente vendía a los adinerados, aunque eso te tapó, por supuesto. La leyenda se hizo real con Garayo, que será, y es, un símbolo del mal que te acecha en cada esquina.

La psicosis que generó al principio, los ríos de tinta que llenaron de este caso todos los periódicos de España y extranjeros, incluso películas y novelas hechas sobre él…. Han hecho que todavía hoy en día, en cualquier pueblo de España puede haber alguien que le diga a un niño o una niña «no seas malo, que como venga el sacamantecas ya verás tú, te saca las tripas y se las come».
Una historia alavesa internacional, que muchos dicen que fue la que sirvió a Jack el Destripador pocos años después, como «modelo» para sus crímenes.

Esta entrada la dividiré en 4 partes:
A) Pequeña biografía de Juan Díaz de Garayo (“Sakamantekas”en historia euskaraz irakurri nahi baduzu, URL honetan)
B) Historia de cada uno de los crímenes por él contados y otros habidos en esa ápoca no probados,
C) Detención, procesamiento y ejecución y un poquito sobre qué es eso del garrote vil,
D) Polémica científica sobre la cordura o locura de este asesino, médicos de Vitoria contra psiquiatras importantes.

(Y al final, una serie de vídeos, libros, películas, teatro,…que se han hecho sobre ese vitoriano-alavés «ilustre»).

Mientras no se pruebe lo contrario, en realidad Garayo fue un criminal, un perverso asesino en serie, un violador brutal…., pero no un destripador, ya que en realidad sólo se probó que destripó a una de sus víctimas, y según él, pensando que de esa forma le echarían la culpa a otro, no a él.
Por cierto, en muy poco tiempo se han publicado dos novelas sobre él: la de Julio Corral «LOCOS QUE NO LO PARECEN», que os recomiendo por la portada tan guapa que tiene, y que nos cuenta esta historia de la polémica entre médicos y psiquiatras madrileños, de una forma novelada, con suspense. Y la de Jesús Del Val «EL SACAMANTECAS», que está hecha también por una persona que ya hace muchos años hizo un corto sobre el tema y que ahora ha plasmado en libro.

Vayamos a ello, es una larga historia de Vitoria-Gasteiz, pero este personaje y todas sus polémicas bien lo merecen:

Sigue leyendo EL SACAMANTECAS: EL ALAVÉS QUE HORRORIZÓ Y SIGUE ASUSTANDO A MILLONES DE PERSONAS EN EL MUNDO.(Juan Diaz de Garayo)

VITORIA-GASTEIZ, EL PRIMER «TIOVIVO» O «CABALLITOS» INSTALADO EN ESPAÑA.

¿Sabías que el primer tiovivo que se instaló en España lo hizo en Vitoria?
Es lo que pasa cuando lees cosas por internet, que unas te llevan a otras, otras a otras….y así es imposible parar.  Lo había leído alguna vez, pero ya olvidado, y ahora andaba leyendo cosas sobre el cólera en Vitoria y….aquí he acabado, luego veréis por qué.

(Foto: tiovivo en la calle becerro de bengoa, 1955)

Sigue leyendo VITORIA-GASTEIZ, EL PRIMER «TIOVIVO» O «CABALLITOS» INSTALADO EN ESPAÑA.

EMILIO DE ALAVA Y SAUTU Y EL CITROËN VI-399 QUE ASCENDÍA MONTES Y ESCALERAS

Seguro que habéis oído hablar de la gesta de subir en un coche de los años 20 a la cruz del Gorbea, o subir las escaleras de San Miguel….
Aprovechando que la anterior entrada iba de automóviles antiguos de Vitoria-Gasteiz, empiezo esta sección de biografías de personajes vitorianos con Emilio Álava.

BIOGRAFÍA DE EMILIO DE ÁLAVA Y SAUTU

No nos quedemos con la anécdota del coche, Emilio fue muchísimo más para esta ciudad: fue un deportista olímpico, un inventor, un buscador de petróleo, empresario…..
Nació en Vitoria-Gasteiz el 5 de mayo de 1889 y murió el 18 de abril de 1974.
0-emilioalavasautu-300x300Un gran deportista: empezó en ciclismo, llegando a ser campeón de Álava entre 1907 y 1910 y ganó varias pruebas en esos años. Tras dejar el ciclismo marchó a Argentina y empezó a participar en tiro olímpico, en la especialidad de pistola rápida, desde 25 metros de distancia y a 60 dianas.
En 1935 obtuvo la puntuación necesaria para tomar parte en el Campeonato del Mundo que se disputó en Roma, siendo uno de los tres tiradores españoles seleccionados para formar el equipo de pistola de velocidad.
Sigue leyendo EMILIO DE ALAVA Y SAUTU Y EL CITROËN VI-399 QUE ASCENDÍA MONTES Y ESCALERAS

LOS PRIMEROS AUTOMÓVILES EN VITORIA-GASTEIZ

Con este pequeño resumen, mi ánimo es poder homenajear esos “terribles cacharros” que empezaron a circular en esta capital en los tiempos en que cisternas-de-hierrolos burros o caballos (como el camión cisterna de la fotografía) y los carruajes campaban a sus anchas por las calles y la ciudadanía de la ciudad se asombraba mirando, cual vacas al tren, semejantes artefactos que se movían solos. Seguramente me dejaré historias y fotografías de automóviles de aquella época de hace 100 años pero, tras mucho indagar, es lo que he encontrado. Sigue leyendo LOS PRIMEROS AUTOMÓVILES EN VITORIA-GASTEIZ

El CASTILLO Y EL PALACIO DE LOS GUEVARA (ÁLAVA-ARABA)

EL CASTILLO DE GUEVARA

Lo que otrora fuera un magnífico castillo, de acuerdo a los grabados que se conservan de él, hoy son sólo unas pocas ruinas y restos del torreón y de las galerías abovedadas que discurrían bajo los muros: en los lados sur y este de los paredones que limitan el recinto, puede aún penetrarse en las galerías abovedadas que corrían por la parte baja de los muros, en donde se abren cuatro troneras y también quedan también restos de otra galería abovedada en el cuerpo alto de las murallas, vestigios de los torreones que defendían la muralla exterior, así como las puertas del lado sur. Dentro de los muros es donde estaba un recinto o patio de armas dentro del cual se elevaba el inmenso torreón del castillo, situado al oeste del patio. Sigue leyendo El CASTILLO Y EL PALACIO DE LOS GUEVARA (ÁLAVA-ARABA)

VITORIA-GASTEIZ, LA ATENAS DEL NORTE

ANTE TODO, BIENVENIDOS /AS A ESTE NUEVO SITIO.
UN PLACER.
Tratar de resumir por qué Vitoria-Gasteiz fue conocida allende de sus fronteras como la Atenas del Norte en una pequeña entrada divulgativa es complicado, pero lo intentaré para los que no lo conozcan.

Según algunas fuentes fue el sevillano Miguel Rodríguez Ferrer, uno de los primeros antropólogos y arqueólogos de España, y enamorado de Vitoria (que se definía como ”vasco por elección, fuerista, lealista y liberal”), quien acuñó ese apelativo de “Atenas del Norte” para referirse a Vitoria, una ciudad que por esas décadas tenía unos 15.000 habitantes tan solo.

ANTECEDENTES Y SITUACIÓN HISTÓRICA:
No se puede acceder a unos hechos concretos sin conocer los antecedentes, hay que situarse históricamente puesto que fueron décadas incesantes en acontecimientos que marcan la historia.
Estamos hablando de la segunda mitad del siglo XIX, entre 1840-1890 por ejemplo, esas décadas son, sin lugar a dudas, el Siglo de Oro de Vitoria-Gasteiz por mil cosas, algunas de las cuales expondré aquí. Sigue leyendo VITORIA-GASTEIZ, LA ATENAS DEL NORTE